BOMBOLONI

... de merendar.

BOMBOLONI.

Bomboloni rellenos de deliciosa crema casera de chocolate.

Como estamos de fin de semana y quizás os apetezca meteros en la cocina, os traigo una receta que lleva un poco más de tiempo que de costumbre, si bien es sencilla de hacer y el resultado es… espectacular!

Se trata de los famosos bomboloni italianos: bollitos fritos rellenos, muy ricos y cuya masa la podéis emplear para hacer otro tipo de dulces pues la textura se parece mucho a todos aquellos que se rellenan o se decoran con azúcar glass o chocolate por encima.

Podéis encontrar muchas recetas de bomboloni, pero está es sencilla al mezclarse todos los ingredientes a la vez. Además está probada, y ligeramente modificada para que no os resulte difícil manejar la masa antes de freírla, pues en algunas recetas queda tan vaporosa la masa después de leudar la segunda vez, que se aplastan con solo manejarlas.

Tenéis que preparar:


Con la batidora (mejor si tiene el accesorio de las varillas), mezcladora o vaso, ponemos el agua, los huevos, la sal, la leche condensada, la levadura, los azucares y se bate todo para que quede muy espumoso.

Sin dejar de mezclar, añadimos la mitad de la harina; al rato, la mantequilla, y un poquito después el resto de las harinas.

Terminado este proceso, se deja subir 2 horas en un bol.

Tras este primer leudado, extendemos la masa sobre una mesa o tabla enharinada dejándole un espesor de un centímetro y medio o dos,  y con ayuda de un molde o boca de un vaso vamos haciendo los discos y colocamos estos sobre una bandeja donde los dejaremos subir durante otros 45 minutos. La bandeja podemos colocarla dentro del horno sin encender para que estén los bomboloni resguardados de corrientes de aire.

Pasado este tiempo que ya estarán suficientemente crecidos, los vamos friendo en abundante aceite bien caliente, manejándolos con mucho cuidado pues, como comprobaréis vosotros mismos, son muy delicados.

Freiremos primero por un lado y luego por otro, notando que en este proceso volverán a crecer algo más.

Los podemos poner sobre papel secante para que queden bien libres de exceso de aceite y ya podemos empezar a adornarlos como queramos.

El bomboloni podemos rellenarlo de crema pastelera, chocolate (como hicimos nosotros), mermelada o simplemente rebozarlos en azúcar glass. También podemos ponerle por encima una glasa o una cobertura de chocolate.

Disfruten pequeños y grandes.

Hasta pronto.

ESPAGUETIS CON SALCHICHAS

...de comer distinto.

ESPAGUETIS CON SALCHICHAS.

Los amigos que habéis estado siguiendo este blog habitualmente, ya sabéis que no me detengo mucho en lo obvio.

Ahí va otra muestra:

Espaguetis con salchichas, en este caso, de ave.
Tan solo quiero daros una imagen visual de como preparar los espaguetis de una forma distinta, hasta graciosa. Es cierto que no es para entretenerse todos los días, pero para una ocasión especial...

Lo acompañáis con la salsa que más os guste. Aquí, con una vinagreta de tomate, aceite de oliva, sal, vinagre de Módena (puede ser de manzana; más sano) y albahaca fresca.

Si por algún extraño motivo no dais con la forma de hacerlo, solo tenéis que dejar un comentario.

Sed felices.

GARBANZOS CON ESPINACAS


…de comer legumbres.

GARBANZOS CON ESPINACAS.

Garbanzos con espinacas.

A cualquiera que le preguntemos que sepa sobre nutrición siempre nos dirá lo saludables que son las legumbres. Pero es que!.. Vamos que no son fáciles de llevar.

Sin embargo por su casi sabor neutro la verdad es que es un ingrediente que deja al cocinero un abanico  infinito de posibilidades, pues casan con casi todo: carnes, pescados, en ensalada (ya os pusimos un post), con cereales, entre si…

Hoy, con unas verduritas. En este caso garbanzos con espinacas.

Además este plato os llevará tanto tiempo como le queráis dedicar.

Que tenéis tiempo: cocéis 400 gr. de garbanzos, previamente echados en remojo la noche anterior, con unas hojas de laurel, media cucharadita de curry y sal; unos cuarenta minutos en olla rápida, calculo yo. En cazo a parte ponéis medio kilo de espinacas bien lavadas y troceadas a cocer o al vapor, a que se hagan un poco; no mucho, que luego van a la sartén…

Esa sartén en la que, en dos o tres cucharadas de aceite ponéis tres dientes de ajo enteros, unas tiras finas de cebolla y los garbanzos escurridos. Mareáis un poco y añadís las espinacas bien escurridas, sofreís para que las espinacas pierdan un poco el sabor de la verdura y a servir.

Que tiempo no es lo que os sobra, pues lo mismo pero con los garbanzos de tarro de cristal que ya vienen cocidos y las espinacas congeladas o también de tarro. Vamos, 10 minutos.

Y está bueno.

Sed buenos.

MANZANAS ASADAS

...de tomar un dulce sano.

MANZANAS ASADAS.

Manzanas asadas. Muy sanas.

Que tendrán las tardes de los fines de semana que siempre apetece comer algo dulce.

Si además hace fresquito fuera, más aún. Las manzanas asadas las puedes comer según salen del horno calentitas o en cualquier otro momento. Al táper y a la nevera (que si no se estropean enseguida).

Se cogen tantas manzanas como sea uno capaz de recopilar por la cocina o le entren al recipiente donde las vais a asar. Os recomiendo alguna bandeja metálica o de cristal por que va a soltar un jugo pegajoso que no os debéis perder. 

Descorazonáis las manzanas por la parte de arriba pero sin llegar a romper por abajo porque les vamos a poner líquido y debe mantenerse dentro de la fruta. También les vamos a hincar la punta de un cuchillo en distintas parte de la pulpa de la  manzana, sin llegar a romper la piel para que ese almíbar no se escape.

En el agujero hecho le vamos a poner a cada manzana un almíbar preparado con medio vaso de agua, una cucharada sopera de azúcar, una cucharada de postre de canela y media cucharadita de esencia de anís.

Si tenemos licor de anís nos podemos ahorrar el hacer el almíbar poniéndole solo junto con la canela.

Al horno a 200º C durante hora y media, o como suelo decir yo, "hasta que estén hechas".

A disfrutar de las manzanas asadas cuchara en mano. Os aconsejo que las sirváis en plato.

No es una cuestión de estética culinaria, es que así podéis apurar vosotros la jalea del recipiente, que está...

Sed felices. 

GUISO DE TERNERA DE LA MAMMA


… de recuperar energía.

GUISO DE TERNERA DE LA MAMMA.

Guiso de ternera. Guiso tradicional.
Le podría haber puesto “Sambarí con hortalizas y laurus” que queda la mar de bien.

Pero me diréis quien detrás de hacer algo para comer, se le ocurre poner algo así en el buscador; y los ingenieros de Google todavía no han dado con el motor de búsqueda capaz de traducir eso por “Ternera con patatas, zanahorias y laurel”, que en definitiva es lo que es. Y está igual de bueno, ¡oyes!


Laurus nobilis, laurel o lauro es un arbusto o árbol perenne de hasta 15 m de alto, perteneciente a la familia de las lauráceas, a la que da nombre. Es originario de la zona Mediterránea y sus hojas son utilizadas como condimento en la cocina. Otros nombres con los que es conocido son: laurel común, del palo, laurel americano paleño o laurel de cocina, el rústico.
El laurel tiene además numerosas propiedades curativas y adelgazantes.


Es tan sencillo de hacer que me da pena estropear un folio entero para esto:

Sofreímos en un buen chorreón de aceite una cebolla pequeña troceada y un par de dientes de ajo en filetes. No mucho después añadimos como medio kilo de carne de ternera troceada y le damos unas vueltas hasta quitarle el color. En este momento también podemos agregarle cuatro o cinco hojas de laurel para que se impregne mejor el aroma a la carne.

Añadimos una cucharada de las de café de un pimentón bueno que tengamos y volvemos a remover; medio vaso de vino blanco y unos diez granos de pimienta negra.

Cuando se haya evaporado el alcohol del vino, le ponemos al guiso de ternera agua como para cubrir lo que ya hay, mas un par de patatas medianas y dos zanahorias.

Este guiso admite lo que le queráis de hortalizas y verduras: unos guisantes, judías verdes, etc…

Hervir hasta que esté hecho (¡qué queréis que os diga!...).

Para este guiso de ternera o novillo se puede usar de la parte del morcillo o sambarí, que queda muy tierna por la gelatina que rompe la veta de la carne.

La mamma a veces sustituye las patatas cocidas por unas fritas en cuadritos que las echa en la olla poco antes de servir en el plato. Rico también.

Un saludo a tod@s.



DESPEDIDA DEL FESTIVAL DE COCINA VASCA


Se recogen los aromas a marmitako, sopa de ajo y caldereta de cordero...

Pintxos del buffet y cebiche.
Acaba el Festival de Cocina Vasca y con él la posibilidad (de momento) de degustar un trocito de la gastronomía española, en especial de la del norte.

Duermen en la cocina los ingredientes  que se hicieron traer de distintas partes del continente, sin escatimar medios, para poder ofrecer a las aproximadamente 500 personas que han pasado por el buffet, lo mejor de lo mejor.

Vuelve el Chef Iker González Eyerbe al Hotel Maria Cristina a preparar la reapertura y poder ofrecer lo que ha aprendido en su viaje por distintos países. Tanto ha dado, tanto lleva.

Los que fueron, he incluso volvieron, tendrán que esperar a  una nueva oportunidad para probar las sardinas con piña y mostaza, el cebiche, los calamares en su tinta y las torrijas, que junto con los platos ya mencionados, fueron de los que más se solicitaron.


Tuvimos ocasión de ver como la Chef Romina Paola Romeo y su equipo se desvivían por ayudar al Chef vasco (que por qué no decirlo, en su humildad y cercanía pudimos comprobar que no dudó en servir también personalmente a clientes) a atender a los comensales para que todo saliera como cabe exigir a un Hotel como el Sheraton Asunción.

Incluso la sumiller, Labibi Huguet, se integró en este grupo al servicio de la excelencia atendiendo a quienes querían saber y no solo degustar.

Esperamos que el éxito de este Festival sea acicate para nuevos eventos y referencia para otros hoteles y restaurantes.

¡Hasta pronto amigos!


PIPIRRANA


…de comer fresco

PIPIRRANA


Pipirrana con pan casero.

El pipirrana es uno de esos platos tradicionales de la cocina española que sirve para todo.

Si te vas al campo porque hay que celebrar el Santo del día, pues una ensalada como esta es lo más típico de llevarse, con una buena provisión de pan para mojar.

Que estás de cena en algún bar como los que hay, por ejemplo, en tierras manchegas, pues raro es que falte en la mesa para rebajar los efectos del resto de lo pedido, que por lo general, no suele ser tan saludable.

Que quieres alegrar algún otro plato dándole un toque de frescor, pues una base de pipirrana es ideal. Acordaros del aspecto que tenía la “tostá de cecina” que publicamos hace algunas semanas.

Si bien algunos lo hacen con tomate natural, particularmente para esto prefiero el que viene enlatado, eso si, entero. Se pueden encontrar en algunas grandes superficies tomate entero en tarro de cristal, además de origen ecológico, de muy buena calidad, algo más caro pero merece la pena.

A una lata o tarro de medio kilo de tomate entero pelado, yo le echaría un generoso chorreón de aceite de oliva, dos huevos cocidos troceados, media cebolla mediana cortada en cuadraditos pequeños (ideal si se tiene cebolletas de tallo largo), unas aceitunas verdes y negras, una cucharada sopera de vinagre y sal al gusto.

El tomate hay que espachurrarlo algo con el tenedor, sin llegar a que quede totalmente triturado. Bien que se encuentre algún trozo de vez en cuando.

El puntito que yo le doy al pipirrana es ponerle una cucharadita de comino molido. Le da un gusto buenísimo y hace todo más digestivo. Opcional también el echarle una lata de atún en aceite.

Notas importantes:

Presentación: sabe mejor aún si se sirve en un lebrillo o cuenco de cerámica del que todos participan. Para los escrupulosos hay individuales.

Lebrillo de la alacena... ¡ya tenía ganas!
Metodología. A la hora de comer esta ensalada de verano, queda terminantemente prohibido que sea con la cuchara. Se cortan trozos más o menos regulares de pan (mejor de los que tienen una buena corteza), se pincha con un tenedor y se pasa por el pipirrana  que quede bien cargado. De ahí a la boca. Los más expertos pueden sustituir el tenedor por la navajilla del abuelo.

Buen provecho.

ENTREVISTA AL CHEF IKER GONZÁLEZ AYERBE (2ª parte)


ENTREVISTA AL CHEF IKER GONZÁLEZ AYERBE (II parte).


Buffet del Festival de Cocina Vasca
En Asunción, todavía no ha podido hacer turismo gastronómico pero: “He probado el arroz quesú (que le han ofrecido los compañeros de cocina) y está riquísimo; me ha gustado mucho. Además me gusta mucho el arroz”.

Como buen vasco criado mirando al mar, con el puerto en la ciudad, prefiere como materia prima de trabajo el pescado “pero hay que adaptarse a lo que se tenga. Por ejemplo aquí, en estas jornadas de gastronomía vasca no se dispone de todo lo que se puede conseguir en San Sebastián, así que hay que adaptase con lo que se tenga y ampliar un poco en general a la cocina española”.

Pero en el trabajo de un buen chef está el dar con la fórmula de cómo sustituir un ingrediente, una especia. “Al final el trabajo sale adelante”.

Pregunta recurrente: ¿a parte de cocinero? “Tengo una espina clavada. Me gusta mucho el deporte. Me hubiera gustado ser profesor de deporte”. “Hago mucha maratón de montaña y bicicleta de carreras; me viene muy bien, me distrae”.

De momento no tiene a penas relación con Internet pues “el trabajo de cocinero es muy sacrificado” a tiempo casi completo. Pero no descarta aumentar su presencia al menos en las redes sociales.  “Muchos que salen de la escuela de estudios de hostelería salen pensando que pagan mucha plata y va a ser de 8 a 12. Ya no hay tanta vocación”.

No es el caso de Iker González Ayerbe: “Me encanta mi trabajo. Cada día es diferente; no tiene nada que ver el día de hoy con el de mañana ni el de ayer. Platos nuevos, una guarnición nueva. A veces, sin querer, te sale un plato”.


Quien esté interesado en saber lo que es bueno (y no es una amenaza...) tiene la oportunidad de participar en éste festival hasta el día 31 de mayo en el HotelSheraton Asunción a partir de las 21 horas. “Vamos a preparar un buffet. Pintxos que es algo muy, muy vasco. Salsas… Cocina vasca pero ampliando: Galicia con el pulpo, Madrid con los callos,.. Cocina rica y tradicional. Habrá también un rincón de cocina en miniatura, de cocina saludable, que está muy de moda ahora en España, ensaladas, y luego de fuerte dos pescados y dos carnes”.

Para terminar “…no me gusta poner tartas y estas cosas. Serán todo miniaturas; raciones individuales: hay un flan de jengibre, una crema de vainilla, hay una torrija, pan brioche, que es un postre super rico,… Todos los días variar todo, haciendo cosas diferentes”.

El Chef Iker Gonzalez Ayerve seguirá, “para no estar allí parado, cobrando sin hacer nada en época de crisis”, difundiendo por el mundo su saber estar como persona y su saber culinario en tanto se termine el proceso de reformas del Hotel María Cristina y se realice la reapertura el día 8 de julio a las 12 de la noche para celebrar los 100 años de su creación.

“Soy muy positivo y muy alegre. La vida pasa muy rápido. Rara vez me enfado y me deprimo. Cuando tengo un día de bajón, intento en esa nube negra ver una luz y me agarro a ella y me escapo”.

Muchas gracias a Iker por habernos concedido esta entrevista para este pequeño blog. Igualmente al Hotel Sheraton Asunción por habernos facilitado éste trabajo desde el primer momento; y en especial a su Chef Ejecutiva Romina Paola Romeo, con la que esperamos poder hablar para que nos  comente sobre su trabajo y proyectos.

Sed felices.


SHERATON CATERING


En su objetivo de ofrecer lo mejor a sus clientes, el Hotel Sheraton Asunción nos sorprende ahora con un nuevo servicio.

SHERATON CATERING es otro servicio de excelencia personalizada para amigos y familiares, grupos, empresas…

Podemos contratar desde un desayuno o un cocktail, hasta una comida o cena de trabajo, o un banquete de celebración, y todo ello con la coordinación y asistencia de un Encargado que supervisará el evento para que se desarrolle con la calidad y compromiso que es seña de identidad de la cadena de hoteles Sheraton.

Os dejo el siguiente afiche para que podáis ver los detalles.

Para más información, pulsar aquí.


Un saludo a todos.


ENTREVISTA AL CHEF IKER GONZÁLEZ AYERBE


... de hacer amigos.

ENTREVISTA AL CHEF IKER GONZÁLEZ AYERBE. (I parte)
Hotel Sheraton Asunción. 22/5/2012. 19:00

Éste que posa tan tieso para la foto es Iker González Ayerbe.

Chef Iker González Ayerbe

Pero hasta ahí llega ese tema, porque pasado el requerido y necesario estiramiento para la foto, nos encontramos con una persona de lo más cercana, afable y entregada, para ser el Chef Ejecutivo de uno de los mejores hoteles de España, el Hotel Maria Cristina de San Sebastián y estar por varios Hoteles de la cadena Sheraton de todo el mundo acercando la cocina vasca y española  a quien quiera saber.

“Lo que me gusta es aprender cada día algo”. Y por lo que hemos podido ver en nuestra amena charla, mas que entrevista, compartir y enseñar. “Si no, te acomodas enseguida”.

Pero no es su caso: “He viajado últimamente por sudamérica tres meses, por Tailandia un mes, mes y medio por EEUU”.

De los sitios a los que le gustaría volver para aprender mejor su cocina, está Perú: “Cuando estaba en San Sebastián ya oíamos que la cocina peruana estaba pegando muy fuerte a nivel mundial y a nivel europeo. Después de terminar de trabajar en la Argentina me subí a Chile, Bolivia y fui a parar a Perú (en octubre), y fui a comer a un restaurante, a una cebichería y me encantó. El chef se llama Gastón Acurio. Este conocido cocinero tiene varios restaurantes en Lima. “Estuve trabajando dos semanas, sin cobrar, aprendiendo cocina peruana. Quedé fascinado: la cultura, la gente. Yo volvería”.

No obstante reconoce lo difícil que es a veces introducir nuevos conceptos este mundillo: "El problema es que en Donosti somos muy clásicos para comer. A pesar de la cultura  gastronomía de allí; si luego voy al Hotel y les monto un cebiche me dicen: ¿y el marmitako, dónde está?"

También “aprovechando este parón hice un curso de repostería en Barcelona, e hice prácticas en la pastelería Escribá.

El mundo de los chef famosos tiene sus más y sus menos. Que a veces hay piques y envidias entre ellos es vox populi. Sobre todo una de las mayores causas actuales de discordancia es el tema de la innovación. “Yo defiendo la cocina tradicional y creo que se va a volver a ella en un futuro no muy lejano. A veces no se sabe ni lo que se hace”. Si bien eso no quita que en su afán de superación siempre trate de buscar mejores platos. “Se puede hacer un buen plato tradicional y luego presentar”. Pero Iker González prioriza que, por encima de todo, el producto sea una cocina bien hecha.

“Estamos un poquito los cocineros medio locos, y nos gusta, siempre que te dejen en la empresa, hacer cosas "raras". A mi por ejemplo me gusta mucho en las ensaladas, en los platos entrantes, poner algún helado: de pepino, de tomate, de foie, de aceite” y no a todo el mundo nos confiesa que le gusta.

Para los amigos y familiares nos dice que le gusta hacer cosas divertidas. “Son un público muy exigente”.

“Lo de las estrellas Michelín son otra liga, están en otras cosas”. Rara vez se le verá por restaurantes conocidos: “Me gusta ir a restaurantes pequeños; ir a comer a los mercados que va la gente del pueblo. No me gusta ir a comer a restaurantes de renombre”

Preguntado por algún sitio donde ir a comer en España, nos cita el Tickets Bar que Ferrán Adría ha abierto recientemente en Barcelona donde “cada espacio, cafetería, carnicería, pescadería, montado como un mercado, tiene su plato. Es muy divertido”. ¿Y por menos de 20 euros?: “Cualquier menú del día de un restaurante tradicional vasco. Ahí se come muy bien”

Buffet del Festival de Cocina Vasca

(Muchas gracias a Iker por habernos concedido esta entrevista para este pequeño blog. Igualmente al Hotel Sheraton Asunción por habernos facilitado éste trabajo desde el primer momento; y en especial a su Chef Ejecutiva Romina Paola Romeo, con la que esperamos poder hablar para que nos comente sobre su trabajo y proyectos). 


FESTIVAL DE COCINA VASCA

...de conocer la buena cocina.

FESTIVAL DE COCINA VASCA EN ASUNCIÓN, PARAGUAY.

Una oportunidad irrepetible.

Entre los días 22 y 31 de mayo, el Sheraton Asunción Hotel se va a inundar con aromas de la gastronomía vasca de la mano de Iker González Ayerbe.

Este Chef de San Sebastián, cuna de cocineros de renombrado prestigio internacional, va a deleitar a los asistentes con recetas y platos típicos de esa zona de España.

Aquí tenéis el folleto informativo:


¿Quién puede resistirse a estas propuestas?...

Un saludo.

GUISO CANARIO


…de comer Canario.

GUISO CANARIO.

´Fotografía y receta de Natalia.

Tranquilos que la única ave que hay en la comida es pollo.

La primera vez que probé y supe de este guiso Canario fue en Lanzarote. Allí mis pies pisaron la tierra más joven sobre la que he estado nunca, pues los volcanes de esa isla pequeña en extensión, pero rica en variedad de paisajes y de gentes, hace no muchos años con las últimas erupciones, tiñeron de magia la tierra y ganaron espacio al mar.

Solo es un poquito de lo que da esa tierra negra. Pero, ¡que bueno está cuando lo hacen las manos de una madre!… (aunque no sea la propia).

Asomándose al puchero encontramos:

Unos 300 gr de garbanzos.
Medio kilo de carne de ternera y otro medio kilo de pollo.
4 piñas de millo, choclo o maíz.
Un trocito de col.
2 zanahorias medianas.
Un cuarto de judías verdes.
Un trozo pequeño de calabaza.
Medio calabacín.
Medio kilo de papa o patatas, en trozos grandes.
Un trozo de pimiento verde.

Se sofríe en una olla grande con un buen chorreón de aceite una cebolla en trozos grandes, una cabeza de ajos entera y el pimiento verde.

Cuando esté un poco mareado se añade la carne que se habrá salado el día de antes para que haya cogido el punto, y a continuación el resto de los ingredientes.

Se cubre bien de agua, se sala y a hervir hasta que este todo tierno.

El guiso Canario requiere de su tiempo, que se haga despacito, que salga un buen caldo.

Se sirve y come según gustos. A mi, con caldo en el plato, sirviéndome un poco de carne, ahora un poco de verdura, unos pocos garbanzos…



Os adelanto que con estas cantidades podéis invitar a los vecinos a comer del guiso; o tener garantizada la comida de la semana.

Sed felices.

RESECAS. TORTAS RESECAS.


... de preparar un dulce.

RESECAS.

O como preparar un dulce para el café en 10 minutos.



Me acaban de decir que nos invitan a comer y como no me gusta ir solo con el plato, la cuchara y el tenedor ( ; ) ), a ver si nos da tiempo a preparar algo para después…

Por la zona de mi pueblo natal, todavía los panaderos reparten pan a casi domicilio. Y digo casi domicilio por que en realidad pasean por las calles anunciándose con el claxon del coche para que sean los vecinos los que acudan. Por lo general clientes más o menos fijos, que usan todavía las bolsas panaderas de tela. Entrañable ver como se agolpan alrededor de la furgoneta con zapatillas de estar por casa, batas y rulos.

A parte de las variedades de pan que suelen llevar, también ofrecen algunos dulces: magdalenas, tortas de rulete, galletas de máquina, resecas…

Las resecas son el típico dulce “tonto”, sencillo en los ingredientes y elaboración, pero rico; de esas cosas como las pipas. Hasta que no das fin con él, pellizco a pellizco, no paras.

Cojéis un vaso mediano de agua y la calentáis un poquito. Disolvéis unos 10 gramos de levadura fresca y le añadís una cucharadita de esencia de anís o un chorreón de licor de anís, un par de cucharadas soperas de azúcar y, removiendo, un vaso y medio de harina.

Os quedará una especie de puré espeso. Bueno; añadís entonces en el mismo recipiente medio vaso de aceite de girasol, una cucharadita de sal y, de momento, otro vaso de harina. Empezáis a amasar.

Digo de momento por que quizás tengáis que añadir algo más según veáis, hasta obtener una masa elástica que no se pegue.

En la mesa enharinada extendéis con el rodillo pequeñas bolas de la masa de unos 5 cm de diámetro hasta que tengan un grosor de no más de 3 o 4 milímetros. No os preocupéis de la forma. Las resecas rara vez son regulares; ahí también está su encanto.

Les echáis por encima azúcar y, si tenéis, ajonjolí, aplastando un poco con la mano para que se pegue. Y al horno a unos 200º C, diez minutos por abajo y otros diez por arriba.

El aspecto ideal es que el azúcar empiece a caramelizarse. Y deben quedar ronchonas. Vamos, resecas; si les queda miga, es por que tenemos que darles más horno por abajo.

Lo dicho, que empiezas y no paras…

Un saludito.




EL CIELO ESTRELLADO

...de descubrir la belleza.

EL CIELO ESTRELLADO.

Cuando empecé a escribir te blog lo hice con artículos de cocina por que es una de mis aficiones.

Pero mucho más me gusta contemplar la grandiosa plenitud del Cielo estrellado...

Y hoy me he topado con el magnífico trabajo que está realizando Daniel López, un astrofotógrafo de Canarias que publica sus trabajos en la web www.elcielodecanarias.com

Os dejo aquí unos impresionantes vídeos generados mediante timelapse, técnica fotográfica que consiste en la captación de imágenes fijas que después son reproducidas a una velocidad mayor a la que fueron tomadas. Esta técnica crea entonces una ilusión de imágenes aceleradas.




Gracias Daniel por está labor divulgativa del Cielo al que, al menos una vez al día, todos debíamos dedicar un tiempo de contemplación, ya esté el Sol o las estrellas allá arriba.


(Os recomiendo que no dejéis de visitar su página web)

Que tengáis Paz.


ENSALADA DE JUDÍAS BLANCAS


…de comer sano y rico.

ENSALADA DE JUDIAS BLANCAS.

Ensalada de legumbres para tomar en cualquier momento

Noto como se cuartea la piel: frío, calor, fresco, frío, otra vez calor…

“Aquí se puede pasar en el mismo día por las cuatro estaciones”, me advirtieron al pisar estas Tierras.

Doy fe.

Qué ricas y energéticas unas judías; pero si sube la temperatura… Legumbres en ensalada! Siempre una buena elección.

Ponemos en una olla rápida las judías (que habremos tenido en remojo desde el día anterior) con agua, sal, un par de dientes de ajo (que luego desecharemos) y cuatro o cinco hojas de laurel. 45 minutos. Si no es rápida, hasta que estén hechas, claro.

Picamos en cuadraditos pequeños tomate, pimiento verde, pimiento rojo, cebolla y mezclamos todo eso con las judias blancas ya cocidas y frías.

Adornamos con unas aceitunas y unos trozos de huevo cocido. Aderezamos con vinagre de manzana (recordar las propiedades y beneficios para la salud y la dieta de las que ya hablamos en otro post) o de Módena, un buen chorreón de aceite de oliva y un poquito de sal para la guarnición.

Mejor si servimos después de unas horas para que la vinagreta saborice la ensalada de judías.  

Ideal para llevar en el taper.

Sed felices.


FONDUE o RACLETTE


…de poner los puntos sobre las ies.

¿QUÉ PREFIERES, FONDUE o RACLETTE?

Hace un par de días estábamos hablando unos amigos cuando surgió el tema de la comida suiza. En algún momento de la conversación se citó la fondue y alguien preguntó que era eso. Cuando escuché las explicaciones que se le daban, me di cuenta que quien lo hacía la estaba confundiendo con la raclette. Fue entonces que me propuse escribir este post.

Aclaración, sin acritud ninguna!:

“La fondue [se pronuncia /fɔ̃dy/] es una comida típica de Suiza, originaria de los macizos montañosos de Jura y norte de los Alpes, cerca de la frontera franco-suiza. La fondue original, que se extendió a las regiones limítrofes de Francia e Italia, era una fondue de queso. Ha dado lugar a numerosas variantes y su fama se ha extendido a muchos países del mundo.
Consiste en sumergir con un pincho pequeñas piezas de alimentos en líquidos calientes como queso derretido, aceite o chocolate, en una pequeña olla de barro cocido o de hierro fundido, común para todos los comensales y colocada en el centro de la misma mesa; el recipiente típico se llama caquelon, o fondue para los hispanoparlantes. Los comensales se sirven valiéndose de un pincho metálico de dos o tres puntas, con el que introducen en el queso trozos de pan, trozos de carne en el aceite, o de frutas en la variante de chocolate.”



“El raclette es un queso de origen suizo del cantón del Valais hecho a base de leche cruda de vaca y que normalmente se presenta en forma de gran rueda de unos 6 kg aproximadamente. Varios quesos de tipo raclette pasteurizado son fabricados en las regiones francesas de Saboya, Franco-Condado, Auvernia y Bretaña. Recientemente, se han creado variantes del raclette original: al vino blanco, ahumado, a la pimienta o a las hierbas.
Su período óptimo de degustación se extiende de noviembre a febrero, luego de una curación de tres a seis meses, aunque es excelente en cualquier época del año.
La raclette (en femenino) es un plato tradicional valaisano, que por su carácter sociable se ha extendido a muchos países. Tradicionalmente, se derretía el queso acercándolo a una fuente de calor como un horno o brasas. Hoy en día, es consumido entre amigos alrededor de una parrilla eléctrica llamada raclette. El queso se sirve fundido con patatas cocidas o con embutidos. En Suiza se come la raclette acompañada de una bebida caliente o de un vino blanco ligero como el Chasselas.”



Se pueden encontrar los kits tanto para la fondue como para la raclette en grandes superficies o en catálogos online a través de internet, pero también se puede obtener similares resultados con unos cazos y el horno (si bien hay que tener cuidado que no se enfríe).

Infocomercial de una foundue, en perfecto inglés.

De las distintas variedades que hay, particularmente prefiero la fondue con chocolate y fruta y pan; y la raclette de queso con patata cocida, que se puede alegrar con unas ralladuras de queso azul o roquefort.

Cuidado con segregar demasiada saliva.

Saludos a todos.


SOPA DE CHAMPIÑONES Y MORRONES


… de comer calentito.

SOPA DE CHAMPIÑONES Y MORRONES.



Está la noche fresca y apetece algo calentito, así que voy a hacer una sopa con champiñones y unos pimientos rojos que asé el otro día.

Usaré como base una receta de cocina para sopas rápidas, que ya es tarde y no quiero entretenerme mucho. Sofrío en trocitos un par de champiñones con media cebolla pequeña.

En cuanto le haya dado unas vueltas le añado un buen chorreón de vino blanco, como un tercio de un vaso de agua, y dejo que se evapore el alcohol.

Como lo preparo para dos personas, le añado dos platos llenos de agua y así me aseguro que no sobrará, que luego anda viajando la sopa de táper en táper. Trituro ligeramente con la batidora para que se vean los trozos, y voy añadiendo las especias según me tropiezo con ellas en el cajón: una pizca perejil seco, media cucharadita de curry, una pizca de ajo en polvo, un poco de ají molido, una pizca de pimienta negra molida, un par de hojitas de laurel…

Espachurro con un tenedor un trozo de los pimientos rojos que tenía asados y lo añado al caldo. Si no tenéis vosotros pimientos asados en casa cuando la hagáis, podéis usar de lata. No darán tanto sabor pero servirá, y podéis añadirle algo del jugo que trae la lata.

En cuanto rompe a hervir, un par de puñados de fideos finitos.

Mientras se va haciendo la pasta de está rápida receta de cocina (ya casi está!), estrello un huevo en un plato, sin cáscara por favor, y lo revuelvo muy poco con un tenedor.

Poco antes de servir hago girar el caldo de la sopa de champiñones y, sin dejar de remover, le añado el huevo semi-batido para que se queden las hebras separadas.

¡Humm!... Que bien sienta al cuerpo…

Que seáis felices.  

SANDWICH OVO VEGETARIANO

... de abrir el apetito.


Sandwich con pan casero realizado en la panificadora, mayonesa con mostaza, tomate, lechuga y huevo al vapor (en sartén chica, chica...).

Buen aprovecho.


PAN CASI CASERO


...de comer sano.

PAN CASI CASERO (I)

Pan hecho en panificadora.
Cuando escribí el artículo sobre el pan casero no imaginé que despertaría tanto interés.

Aunque por otro lado, como dije, es una gran satisfacción el hacer pan uno mismo en un momento en el que se deja todo a un lado, se siente hogareño y, sin prisas ni estrés, disfruta de algo que, en parte, nos devuelve a la niñez, jugando con la masa, manchándonos las manos, sin pensar en otra cosa… y eso la masa lo nota, y los que luego lo comen también.

Pero ese ejercicio de sosiego no siempre se puede hacer.

Si no disponemos de tanto tiempo, pero no se quiere renunciar a saber lo que realmente se está comiendo, se puede recurrir a las panificadoras para hacer pan diario, propio, y sin apenas esfuerzo.

Las panificadoras domésticas se pueden conseguir por precios entre 60 y 100 euros (Cada uno que convierta a su moneda en curso) Incluso estando pendientes de ofertas de  almacenes, más baratas.

Panificadora

Ellas calientan los ingredientes, amasan, fermentan, vuelven a amasar, vuelven a fermentar y hornean. La mayoría además son programables con lo que podemos tener pan recién hecho calentito a la hora del desayuno, cuando paremos a almorzar o al llegar del trabajo a casa para la cena.

Cubeta de amasado y horneado
Nosotros solo tenemos que ponerle los ingredientes; pero advierto que por lo general no hay que fiarse de las recetas que traen los libros de instrucciones de las panificadoras. Puede uno desanimarse si las sigue al pie de la letra. Podrían salirte auténticos ladrillos.

A continuación os pongo una receta para empezar, si es que después de leer este artículo sentís el irrefrenable impulso de salír corriendo a compraros una. Está más que probada y es con la que salió el pan que veis en la foto:

500 cc de agua, mejor entibiada
2 cucharadas soperas de azucar
25 gramos de levadura fresca desmenuzada
700 gramos de harina de fuerza (000)
1 cucharada de postre de sal
1 o 2 cucharadas de aceite

Mejor si añadís los ingredientes tal como os los pongo pues nunca se recomienda que la sal entre en contacto con la levadura antes del amasado.

También comentaros que, si bien podríais poner el agua a temperatura ambiente pues la mayoría de las panificadoras dedican los primeros 20 minutos a calentar los ingredientes, he notado que si ya va el agua un poquito caliente, el pan sube más.

En la segunda parte de este artículo procuraré poneros algunos enlaces donde conseguir panificadoras.

Que seáis felices.

P.S. Al pan de la foto le añadí unas cuantas semillas de lino para facilitar el…